Simplificando la Energía Solar

Aunque la energía solar es abundante y relativamente fácil de aprovechar, no es constante. Un equipo del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) cree poder solucionar este problema, abaratando al mismo tiempo la producción.
En una central de Energía Solar Concentrada (CSP por su sigla en inglés), un conjunto de espejos es utilizado para enfocar la luz del sol sobre una torre, calentando un fluido que a su vez calienta el agua para mover las turbinas. En general, el fluido es formado por sales derretidas que absorben y retienen el calor mejor que el agua y además funcionan a altas temperaturas. El gran problema radica en que esas centrales solares suelen ser caras y no funcionan bien durante los días nublados.
Alexander Slocum y un equipo del MIT decidieron utilizar algunas tecnologías ya probadas de una manera diferente. En vez de bombardear la sal derretida hacia una torre, decidieron proyectar una central con espejos en una declividad, suspendiendo el tanque con las sales. Dividido en dos compartimentos, el tanque posee una barrera móvil; las sales calientes quedan arriba y las frías en el fondo. Esto elimina la necesidad de dos sistemas de bombeo para alimentar los dos tanques. Al simplificar el diseño, el nuevo proyecto reduce los costos y puede aumentar la competitividad de la energía solar en relación con los combustibles fósiles como el carbón y el gas natural.



Revista Solar



Comentarios

Entradas populares de este blog

Procesos o sistemas energéticos

Periódico Mural