viernes, 18 de mayo de 2012

Sacar agua de la niebla


La niebla puede convertirse en una de las soluciones para paliar las acuciantes sequías tanto en lugares propensos a la escasez de lluvias como el litoral mediterráneo o en zonas aisladas en parques naturales, por ejemplo.

A los tradicionales métodos de recolección de agua de la niebla a base de hileras de captadores de diferentes formas que funcionan a la manera de las hojas de los árboles, con mallas elásticas que pueden captar hasta sesenta litros por noche, se suman ahora nuevos colectores de niebla desarrollados por investigadores del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) y la Universidad de Valencia.

Es esta precisamente una de las zonas de España afectadas por la escasez de precipitaciones y la necesidad apremiante de captación de agua tanto para el consumo humano como para la agricultura o la industria.

Estos novedosos colectores tienen forma cilíndrica y son más pequeños que los habituales, aunque tienen la virtud que pueden instalarse en cualquier lugar. De ello, ya se han distribuido 23 de ellos en una zona entre Pirineos y Cabo de Gata. Algunos de ellos están recolectando 21 litros por día y por metro de malla instalada.

Los investigadores calculan que si se instalase un captador de 24 metros cuadrados en el mismo lugar, podrían recolectarse hasta 500 litros de agua al día, por lo que este sistema no ha hecho más que empezar a mostrar todas sus posibilidades.


No hay comentarios: