lunes, 6 de agosto de 2012

Curiosity llega al planeta Martes


Esta mañana a las 6:00 am (hora penínsular) la expectación por el amartizaje del Curiosity ya era máxima en las redes sociales. Como si de la final de un partido de fútbol se tratase, miles de personas se han pegado un buen madrugón en nuestro país para seguir al detalle el acontecimiento histórico: la llegada del Curiosity al Planeta Rojo.
Como no podía ser de otra forma, el amartizaje ha sido todo un éxito, que tanto en la NASA como en las redes sociales se ha vivido con una emoción contagiosa y el sentimiento general de que estamos haciendo historia. Y así es. Tras nuestros personales '14 minutos de terror' esperando noticias del Rover, la NASA ha informado de que ha vuelto a escribir con éxito un nuevo capítulo de nuestra historia espacial: hemos llegado a Marte, hecho las difíciles maniobras y 'estacionado' el Rover sin el menor rasguño.
La primera fotografía llegaba pasadas las 7 am y la emoción era incontenible. A pesar de estar en baja calidad y blanco y negro, todos eramos conscientes del regalo que esa imagen suponía. Los aplausos y lágrimas en la sala de control del Jet Propulsion Laboratory (Pasadena, California), nos contagiaban a todos, que hubiéramos dado nuestros meñiques por estar con ellos allí comiendo cacahuetes. "Estamos en Marte otra vez, esto es alucinante" declaraba el Director de la NASA.


Para alcanzar el punto de aterrizaje previsto, el cráter Gale, el Curiosity realizó una compleja maniobra bautizada como "los 7 minutos de terror". Tras nueve meses de viaje y casi 570 millones de kilómetros, el MSL comienza ahora su labor más complicada: recorrer el planeta marciano en busca pistas y señales de habitabilidad. Para ello, realizará una expedición geológica en la zona del cráter de aterrizaje, conocida como Monte Sharp. Según creen los expertos, este lugar, justo al sur del ecuador marciano, se formó hace unos 3.800 millones de años cuando los planetas del Sistema Solar se vieron 'atacados' frecuentemente por los meteoritos.

No hay comentarios: