sábado, 16 de marzo de 2013

La felicidad


¿Qué nos hace felices? ¿La familia? ¿El dinero? ¿El amor? ¿Quizás un péptido?
Los cambios neuroquímicos que subyacen a las emociones humanas y al comportamiento social son todavía desconocidos en gran medida. Sin embargo, por primera vez en humanos, científicos de la Universidad de California en Berkeley (UCLA) han determinado que la liberación de un péptido específico, un neurotransmisor conocido como hipocretina, aumenta considerablemente cuando los individuos se sienten felices, y disminuye cuando estos están tristes. El hallazgo sugiere que aumentar la hipocretina puede elevar el ánimo y la lucidez en humanos, estableciendo las bases para posibles tratamientos futuros de enfermedades psiquiátricas como la depresión, al permitir paliar anomalías en la química cerebral.
El descubrimiento explica también la somnolencia de la narcolepsia, al igual que la depresión que acompaña frecuentemente a esta enfermedad. En el 2000, el equipo de investigadores publicó hallazgos mostrando que las personas que sufren de narcolepsia, un desorden neurológico caracterizado por períodos incontrolados de sueño profundo, tienen un 95% de menor cantidad de células nerviosas con hipocretina en sus cerebros, con respecto a aquellos sin la enfermedad. Debido a que la depresión está fuertemente asociada con la narcolepsia, los miembros del laboratorio comenzaron a explorar la hipocretina y su posible relación con la depresión.
En este nuevo estudio, los investigadores obtuvieron datos sobre la hipocretina y la MCH directamente de los cerebros de ocho pacientes que estaban siendo tratados de epilepsia intratable en el Ronald Reagan UCLA Medical Center. Debido a su enfermedad, a estos pacientes se les habían implantado electrodos a profundidad intracraneal. Los investigadores, con el consentimiento de los pacientes, aprovecharon esta situación para su investigación y midieron la liberación de hipocretina y de MCH utilizando una membrana de diálisis y un procedimiento de radioinmuno ensayo muy sensible.
Los investigadores encontraron que los niveles de hipocretina no estaban relacionados en general con la excitación pero fueron maximizados durante las emociones positivas, la ira, las interacciones sociales y el despertar. En contraste, los niveles de MHC fueron máximos durante el establecimiento del sueño y mínimos durante las interacciones sociales.
Actualmente, la depresión es la causa principal de discapacidad psiquiátrica en los Estados Unidos. El uso de antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs), no ha sido basado en la evidencia de una deficiencia, o exceso, de ningún neurotransmisor. Algunos estudios recientes hasta han cuestionado si los SSRIs, al igual que otros medicamentos que combaten la depresión, son más efectivos que los placebos.
Según Jerome Siegel, autor principal del estudio y director del Center for Sleep Research del Semel Institute  for  Neuroscience and Human Behavior de la UCLA; "Los resultados sugieren que las anomalías en el patrón de activación de estos sistemas puede contribuir a una serie de trastornos psiquiátricos.  La administración de hipocretina podría elevar el estado de ánimo y el estado de alerta en humanos".

Tomado de la revista : Portal Ciencia y Ficción

No hay comentarios: