Mano biónica sensible a lo que toca


En el pasado ya estuvimos merodeando este tema con diferentes acercamientos que nos prometían manos protésicas que podían agarrar, sentir, empujar y mucho más. Las demostraciones no estuvieron a la altura de las expectativas, y todo lo que implicaba este rubro servía como acceso directo hacia la decepción. Sin embargo no perdíamos la esperanza de dar prontamente con un proyecto que pudiera conectar todos los puntos del problema y lograr un producto útil y funcional, además de viable en términos técnicos y económicos. Objetivo nada fácil, porque crear un instrumento mecánico que pueda conectarse con un humano y ser usado biológicamente no es poca cosa. Hay un salto considerable entre los bypass y los miembros biónicos, y hado sido la mano quien primero ha podido tener todos los componentes adecuados para que alguien pueda volver a sentir, a agarrar, a tocar, luego de haber perdido su mano.
La primera mano biónica que permite que un amputado vuelva a sentir lo que está tocando será trasplantada a finales de este año en una operación pionera, que podría introducir una nueva generación de prótesis con percepción sensorial. Conectada a al sistema nervioso del paciente a través de dos nervios principales (mediano y cubital) vía electrodos, éste debería poder controlar su mano biónica con el pensamiento, o ni siquiera, en un procedimiento menos consciente, como sucede naturalmente (o acaso tú te pones a pensar “bueno, ahora voy a mover este pie”). Para el tacto, la mano recibirá información en sus sensores ubicados sobre la piel y los transformará en señales nerviosas que en tiempo real se transportarán al cerebro del paciente logrando reflejar una sensación de tacto muy similar a la real.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Procesos o sistemas energéticos

Periódico Mural