El Ártico en peligro de devastación


El Ártico está bajo la presión de las compañías petroleras que buscan explotar sus recursos. Shell, Repsol, Gazprom, Statoil, Conoco Phillips, Cairn Energy...todas quieren su pedazo del pastel. En el codiciado mar del alto Ártico varios gigantes petroleros buscan los más de 90.000 millones de barriles de petróleo que yacen en sus aguas.

Para el coloso Shell, que se ha gastado casi cuatro mil millones de euros en siete años de búsqueda del oro negro en estas zona virgen del planeta, sus fracasos y accidentes debido a las duras condiciones climáticas han supuesto una pequeña victoria, pues el líder mundial ha decidido retirarse de las exploraciones árticas por lo menos durante 2013.

A este fracaso le sigue el anuncio hecho público ayer de que otras dos petroleras, Conoco Phillips (EEUU) y Statoil (Noruega) se retiran este verano de explotar en el ártico norteamericano. Sin duda estas empresas están sintiendo el calor del escrutinio público al que Greenpeace les está sometiendo. En unos días plantaremos en una cápsula casi tres millones de firmas en el Ártico para reclamar que esta tierra es nuestra, que es de los Sami y de los Inuits y de los osos polares y de los narvales y belugas.

A pesar de estos anuncios positivos, la amenaza se mantiene. Pues Rusia está abriendo la puerta de atrás debido a la presión que estamos ejerciendo sobre el gobierno norteamericano y que en pocas semanas nos han llevado a recoger 600.000 firmas para pedir que Estados Unidos cierre estas aguas a las prospecciones. Hay demasiado público en Alaska y Shell está firmando con la petrolera rusa Gazprom acuerdos en el Ártico ruso donde son más débiles las regulaciones ambientales y están lejos de las miradas indiscretas.

Pero los osos polares ni hablan ruso ni hablan inglés. Necesitamos tu poder de presión, necesitamos que la renuncia sea definitiva. Necesitamos cerrar las puertas de atrás. Necesitamos que no accedan a los despachos de los políticos que deciden el futuro de nuestro planeta en Naciones Unidas. Ha llegado el momento de que los gobiernos de todo el mundo exijan un un cese permanente de la explotación imprudente del lejano norte.

Tomado de la revista digital: FayerWayer

Comentarios

Entradas populares de este blog

Procesos o sistemas energéticos

Periódico Mural