Energía de Fusión para viajes al espacio más rápidos


Viajar a Marte es probablemente el próximo gran paso en la historia de la exploración espacial. Pero este proyecto todavía está plagado de obstáculos: es increíblemente largo, tiene costes exorbitantes y supone numerosos riesgos para la salud de las personas que tengan el valor de emprenderlo. Investigadores de la Universidad de Washington creen que la hazaña puede ser posible gracias a una fuente de energía mucho más potente que las convencionales, la de fusión nuclear, la misma que utilizan el Sol y las estrellas. Con la ayuda de una compañía de fabricación de componentes para cohetes ubicada en Redmond, los científicos están construyendo un motor de fusión para una nave que en el futuro pueda convertir en realidad los viajes interplanetarios.
"Utilizando los combustibles de cohetes existentes es casi imposible para los seres humanos explorar más allá de la Tierra", afirma John Slough, investigador de aeronáutica y astronáutica de la Universidad de Washington. Slough y su equipo creen que un viaje a Marte puede ser muy corto y barato si se utiliza un cohete propulsado por energía de fusión: solo llevaría de 30 a 90 días.
El equipo de investigación ha desarrollado un tipo de plasma que está encerrado en su propio campo magnético. La fusión nuclear se produce cuando este plasma es comprimido a alta presión con un campo magnético.
Para encender un cohete, el equipo ha desarrollado un sistema en el que un poderoso campo magnético provoca grandes anillos de metal para implosionar en torno a este plasma, comprimiéndolo a un estado de fusión. Los anillos de convergencia se unen para formar una cáscara que enciende la fusión, pero solo por unos pocos microsegundos. A pesar de que el tiempo de compresión es muy corto, libera suficiente energía para calentar rápidamente e ionizar el combustible. Este metal supercaliente es expulsado fuera de la tobera del cohete a una velocidad muy alta. Este proceso se repite más o menos cada minuto, propulsando la nave espacial.
El equipo ha probado con éxito esta técnica en el laboratorio y esperan trasladarlo a los cohetes. Slough espera tener todo listo para la primera prueba a finales del verano.
Además de un interesante método de propulsión, la energía de fusión podría representar una auténtica revolución en la creación de energía a escala planetaria (propiciando un cambio de modelo energético sin precedentes). Esta energía llegará a ser virtualmente inagotable, segura, sin emisiones de carbono a la atmósfera, ni residuos radiactivos de larga duración.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Periódico Mural

Procesos o sistemas energéticos