El Lago Vostok

El año pasado un equipo de científicos rusos logró algo que su país deseaba desde 1970: Perforar un orificio por más de 3.500 metros de hielo antártico para alcanzar las aguas del lago Vostok, el que ha estado sepultado por 14 millones de años y se conserva en estado líquido debido al calor


geotérmico de la Tierra.

Hace seis meses se anunció que lograron extraer agua desde ese radical ecosistema, la que ha sido meticulosamente analizada por parte de científicos rusos durante bastante tiempo para evitar situaciones bochornosas como cuando afirmaron y posteriormente desmintieron que encontraron un nuevo tipo de bacteria.

Ya con el tiempo han comenzado a surgir los primeros informes — que se deben recibir con cautela debido a la siempre posible contaminación de las muestras — que auguran que las aguas del lago
Vostok podrían tener animales complejos tras analizar el material genético del hielo cercano a la superficie del lago.

Según los científicos, en el hielo han encontrado rastros de organismos como bacterias asociadas comúnmente a moluscos marinos, crustáceos e incluso peces, señalando también que el lago antártico podría estar siendo alimentado por una red de ríos subterráneos desde el océano, ya que el lago se encuentra a 200 metros bajo el nivel del mar.


En general, un 94% del material genético analizado corresponde a bacterias, mientras que el 6% restante corresponde a organismos eucariontes (multicelulares), donde también se encontraron algunas trazas de primitivas arqueobacterias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Periódico Mural

Procesos o sistemas energéticos